“LA NAVIDAD” UNA FIESTA PAGANA QUE SE CELEBRA MUNDIALMENTE –

Por: Gustavo Cordoba Sotto “El Hijuelapo” : La Navidad tiene su origen en las Saturnales que celebraban los romanos en honor a Saturno, el Dios del Fuego y la agricultura. Se dice que en esta fiesta, se le ofrecían en holocausto niños recién nacidos como homenaje y en acción de gracias para que las cosechas y la buenaventura llegara al imperio y para seguir contando con su protección durante el año venidero. También tenían como costumbres repartir regalos y platos de comidas y dulces especiales a los más pobres,  para congraciarse con sus dioses y aumentar sus espacios de poder y de amistad entre la población.

Parece ser que los políticos y religiosos romanos,  hicieron esta mutación o sincretismo, para extender sus creencias y fortalecer sus dominios espirituales y económicos por todo su imperio y por los países que cayeran bajo sus dominios. Pero fue el emperador Constantino en el año 303 D.C quien a través del concilio de Nicea, le dio la legitimidad al cristianismo y se adoptó la religión católica en todo el imperio romano y la biblia se constituyó en el libro sagrado dictado a los hombres por inspiración divina.

Con esto, se fusionaron las creencias romanas y católicas y sus costumbres fueron asumidas por el pueblo y se destinaron épocas específicas para las grandes celebraciones como la navidad, la cual se realiza en todo el mundo el 25 de diciembre.

La iglesia católica que siempre ha estado disfrutando del poder y la protección de los imperios, se encargó de extender esta y otras celebraciones por toda tierra, hasta terminar hoy día en una fiesta más comercial que espiritual, que cada vez se aleja más de los postulados cristianos o humanísticos de ayudar a los más necesitados y orientar a los pueblos y gobernantes hacia una verdadera espiritualidad donde el amor, la confraternidad, el respeto y la solidaridad sean los verdaderos motivos de esta celebración. Lo bonito y pertinente hoy en día de la celebración de la Navidad,   es la posibilidad orientar a los pueblos hacia mejores destinos y nos comprometamos a cuidar el medio ambiente, mejorar la convivencia y crear espacios y políticas de paz, que nos permitan evolucionar hacia una racionalidad inaplazable donde el ser sea más importante que el tener, donde el sentir sea superior al saber, donde la verdad sea superior a la fuerza y el poder y donde el futuro sea un compromiso de todos, sin distingo de razas, credos religiosos, políticos, sociales, económicos, educativos, culturales, científicos y tecnológicos, porque lo que hoy está en juego es la paz que permita la supervivencia de la raza humana en esta tierra, escenario de nuestra vida y legado del creador para todas las generaciones del futuro,  hasta el fin de los tiempos.

En este sentido, invito respetuosamente al pueblo campoalegruno a mejorar la convivencia, fortalecer las relaciones familiares y espirituales, cuidar el entorno y continuar con las mejores prácticas por las cuales nos distinguen en el ámbito regional y nacional como son la alegría, la solidaridad y la inmensa generosidad que son valores que debemos de fortalecer para crear entre todos un municipio líder en lo social, económico, ambiental y cultural, porque no podemos seguir siendo los atravesados y los guaches del paseo, porque no corresponde con nuestra idiosincrasia y menos con la historia, donde fuimos un pueblo independiente, visionario y progresista; no por nada fuimos en el pasado inmediato epicentro de la reforma agraria en el país y cuna de la industria arrocera del Huila y el sur colombiano.

Finalmente, les deseos a todos mis paisanos una feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo y que el 2019, sea el escenario ideal para que nuestros buenos y mejores propósitos se hagan realidad para bien de todos los Campoalegrunos.